Justicia social para minorías sexuales y minorías de género y la Restablecimiento de Contacto Familiar

Partidarios LGBT en la primera Celebracion de Orgullo en Uganda.

Partidarios LGBT en la primera Celebracion de Orgullo en Uganda.

Relato escrito por Jon Dillon, Sede Nacional, Asistente Social y Outreach Associate

Cuando yo, y asumo mucho otros, contemplo cuestiones de justicia social, la restauración de enlaces familiares afectados por conflictos, desastres, migración, y otras emergencias humanitarias no es lo primero que viene a mi cabeza. Actualmente vivimos en un mundo donde la identidad, pobreza, y política, individualmente y en combinación con otras causas, crean injusticias sociales. Ya sea en los medios de comunicación, la política, o conversaciones casuales con familiares y amigos. Les admito que antes de trabajar en el programa Restablecimiento de Contacto Familiar, mi enfoque en justicia social se basaba en los derechos de las minorías sexuales y las minorías de género. Sin embargo, como es el caso con la mayoría de las causas de justicia social, es muy fácil ver la conexión entre los derechos de las minorías sexuales y las minorías de género y la restauración de enlaces familiares.

Hace un par de años, tuve la oportunidad de participar en un programa de internado con varias agencias que abogan por minorías sexuales y minorías de género en Uganda. Durante ese tiempo fui testigo de las dificultades y las luchas de esta comunidad. A la misma vez, fui testigo de su capacidad para adaptarse y su dedicación en apoyarse los unos a los otros en una situación que era (y continua siendo) una lucha cuesta arriba. También escuché historias desgarradoras de rechazos familiares – familias estropeadas, no por guerra ni por desastres, sino por miedo y por desdén. Miedo y desdén basado solamente en como un individuo se identifica y a quien ama. Frecuentemente, las historias terminan en el rechazo familiar: en una separación permanente y sin esperanza de reconciliación. Sin embargo, siempre hay alguna  que otra historia donde un padre, una madre, un tío, una tía, o un hermano o hermana extiende  la mano al familiar rechazado e intenta restablecer enlaces familiares y sanar las heridas causadas por la separación.

Aunque la mayoría de estas separaciones familiares ocurren en el plano doméstico, cada vez es más común que estas persona que son perseguidas por su género y/o su identidad sexual buscan refugio en naciones con mayor actitud hacia minorías de género y minorías sexuales. Es en esta intersección de separaciones familiares y los derechos de las minorías sexuales y de género donde contemplo qué papel juega el programa Restablecimiento de Contacto Familiar. Hay cientos de personas que abogan para que estas minorías tengan el derecho de ser quienes son (y en algunos casos el derecho de vivir), ¿hay espacio y oportunidad para que la Cruz Roja ayude a re-establecer enlaces familiares en situaciones y lugares hostiles? La respuesta depende de la capacidad, y el éxito, de partidarios de la comunidad LGBT en cambiar las actitudes y corazones del público en general y de gobiernos que aceptan y a veces apoyan la discriminación en contra de minorías sexuales y de género. A la misma vez, la Cruz Roja Americana reconoce que la familia se define dentro de un contexto y que hay una oportunidad para reconectar minorías sexuales y de género expatriadas con sus familiares. En otras palabras, la necesidad humanitaria de reconectar con familiares luego de una separación se reconoce como esencial para la salud emocional y psicológica de refugiados personas buscando asilo independientemente de la causa de la separación, pero tal vez más importante aun cuando la causa es tan abrupta y el contexto tan personal.

Ésta es solamente una de las intersecciones entre causes de justicia social y el programa Restablecimiento de Contacto Familiar. Desde explorar las causas originales de una migración hasta que engendra un conflicto, injusticias globales continúan separando a las personas. Pero al mismo tiempo, los une. Yo tengo esperanza que a través de estas interacciones, esas personas que han sufrido estas injusticias sociales puedan encontrar oportunidades para sanar heridas y reconstruir enlaces previamente destrozados.