Descubriendo el destino de su padre: Los 60 años de búsqueda de Mike Piorkowski

Fotografía de Mike Piorkowski y su padre, Stanislaw

Fotografía de Mike Piorkowski y su padre, Stanislaw

Escrito por Hank Bernstein, Voluntario de la Cruz Roja, Norte de Nueva Jersey

Traducido por Jimena Lona, Voluntaria de traducción, Cruz Roja Americana, Washington, DC

 La historia de Mike comenzó en agosto de 1944 cuando tan solo tenía 14 años,  el y su padre, Stanislaw, fueron capturados por el ejército Alemán.  “Estabamos en un búnker, donde nos protegíamos de los bombardeos rusos en mi ciudad natal, Kregi, Polonia; cuando vi que los alemanes se llevaban a mi padre. Corrí a rescatarlo, pero fui capturado.” De este modo comenzó la pesadilla de ocho meses de marchas forzadas, vagones de ganado atestados, trabajo forzado, poco descanso, privación de sueño y condiciones casi de hambruna.

Finalmente, en abril de 1945, mientras que los captores alemanes retrocedían con el avance de las tropas americanas, Mike y su padre escaparon—pero no sin antes haber sido abatidos a tiros por los aliados, ¡Fueron objetivos de los disparos alemanes y atacados con agua hirviendo por civiles alemanes!

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue dividido en cuatro zonas de ocupación por los poderes de los aliados y por razones administrativas. 

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue dividido en cuatro zonas de ocupación por los poderes de los aliados y por razones administrativas. 

Este no fue un final completamente feliz, a pesar de que ahora tanto el padre como el hijo estaban libres. Justo después de que los alemanes se rindieran, el padre de Mike se enfermó y Mike lo llevo a un hospital en Halberstadt, Alemania, que en ese momento era una zona de ocupación inglesa. Varias semanas después, cuando el área fue designada como área de ocupación rusa, Mike fue evacuado de Schoningen, el pueblo a donde él y su padre habían escapado, a Delingson, un campo de personas desplazadas en la zona de ocupación inglesa, a unos 100 km de Halberstadt. Nunca volvió a ver a su padre otra vez.

“Mi padre y yo superamos condiciones horribles juntos durante ocho meses. Nos hicieron viajar desde Kregi, Polonia hasta Halberstadt, Alemania, con muchos desvíos por el camino. Se nos obligó a caminar 600 km durante ese tiempo, solo para ser separados para siempre al finalizar la guerra.”  

En 1951, la madre de Mike contacto a la Cruz Roja en Holanda pidiendo que trataran de localizar al padre de Mike. Mike intento llenar el cuestionario, pero todo lo que les podía decir era que había visto a su padre en el hospital de Halberstadt tres días antes de ser evacuado. Desafortunadamente, esto no era suficiente, ya que el hospital estaba en la zona rusa y no estaban dando ninguna información. En 1956, Stanislaw Piorkowski fue declarado oficialmente como desaparecido.

“En ese momento, a pesar de solo tener 15 años, me sentí culpable de no poder ayudarlo… esto ha tenido un gran peso en mi conciencia.” Por 69 años Mike se ha preguntado qué es lo que le paso a su padre. ¿Se recuperó? ¿Estaba en prisión? ¿Logro sobrevivir o murió?

En septiembre de 2013, mientras escribía una reseña para su hijo y su nieto sobre lo que había sucedido durante todos esos años, Mike decidió intentar una vez más. “Sentí que me estaba haciendo viejo. Yo tenía que hacer algo.” Entonces, Mike llamo a la Cruz Roja de Nueva Jersey. Se comunicó con Terri Illes, gerente de los Servicios Internacionales de la región, le pregunto si después de todo este tiempo, la Cruz Roja le podría ayudar en la investigación sobre el paradero de su padre. Terri mando la petición de Mike a su asistente voluntario de Restablecimiento de Contacto Familiar, Hank Bernstein, y así se comenzó la búsqueda en la Cruz Roja.

“Llame a Mike,” dijo Hank, “y me conto su terrible experiencia durante la guerra, el largo recorrido y la separación de su padre. Después redacte la petición de búsqueda, con el apoyo de Leslie Cartier, una voluntaria virtual de la sede central, y envié la petición. Esta fue enviada al Servicio de Búsqueda Internacional y a nuestros colaboradores de la Cruz Roja en Polonia y Alemania. Le dije al señor Piorkowski que el caso estaba en progreso y que mientras teníamos esperanza, era posible que la búsqueda no rindiera frutos. A pesar de esto, Mike estaba agradecido por nuestra disposición a intentar.”

Todos los logros de restablecimiento de contacto son posibles por el trabajo y la dedicacion del staff de la Cruz Roja y voluntarios alrededor del mundo. Esta es una fotografía del staff de la Cruz Roja, staff de la Cruz Roja Alemana y voluntarios durante un viaje para discutir el caso.

Todos los logros de restablecimiento de contacto son posibles por el trabajo y la dedicacion del staff de la Cruz Roja y voluntarios alrededor del mundo. Esta es una fotografía del staff de la Cruz Roja, staff de la Cruz Roja Alemana y voluntarios durante un viaje para discutir el caso.

Pasaron muchos meses y en marzo de 2014, recibimos buenas noticias- una notificación de la Cruz Roja Alemana. Habían constatado cuando y donde había muerto el señor Piorkowski- julio de 1945, en el hospital de Halberstadt donde Mike lo había llevado, justo tres meses después de haberlo visto por última vez. Obtuvieron una copia del certificado de defunción. Hank le dio esto a Mike, quien estaba extremadamente agradecido por la notica y los esfuerzos de la Cruz Roja.

Pero la historia no termina aquí. Mientras que hablaba con Hank, Mike menciono, de manera inesperada, que le hubiera gustado saber donde estaba enterrado su padre. Entonces, Hank pensó, ¿Quizá la Cruz Roja Alemana podría hacer una investigación en los cementerios de Halberstadt para ver si el padre del señor Piorkowski estaba enterrado en alguno de ellos? La sede nacional accedió y mando esta nueva petición a la Cruz Roja Alemana.

Tumba del padre de Mike Piorkowski

Tumba del padre de Mike Piorkowski

Y en julio, llego la respuesta. Nuestros colegas alemanes no solo encontraron la tumba, ¡Sino que también le tomaron una fotografía! Y en septiembre, la pieza final del rompecabezas, la causa de la muerte fue identificada, septicemia. Información del Servicio  Internacional de Búsqueda y la Cruz Roja Polaca confirmaron mucho de lo anterior.

Mike compartió el sentimiento de cierre que tuvo cuando llegaron los resultados. “Después de 60 años mi misión se ha cumplido. Ahora mi corazón está en paz, sabiendo donde está enterrado mi padre… finalmente se la causa de su muerte. Una vez más, muchas gracias. ¡Buen trabajo! Cordialmente, Mieczyslaw Piorkowski.”

“No todos los casos terminan tan bien,” señalo Hank. “Es muy gratificante cuando podemos entregar noticias tan importantes y reconfortantes a nuestros clientes.”