Desplazados dentro de su propia patria

Millones de iraquís han sido desplazados de su país por conflicto.

Millones de iraquís han sido desplazados de su país por conflicto.

Historia por Patricia Billinger, Directora de Comunicaciones, Denver, CO

Traducido por Jimena Lona, voluntaria de traducción, Cruz Roja Americana, Washington, DC

 Una mañana durante el apogeo de las sanciones internacionales a Iraq en los años 90, Enas Alsharea escucho por casualidad a su padre llorar con su madre: “Estoy sufriendo al no poder conseguir naranjas para mis hijos. Estoy sufriendo porque quiero ser capaz de darle a mis hijos todo.”

Alsharea, que era una niña joven en ese momento, dijo que su familia estaba relativamente mejor para ser ciudadanos ordinarios de Iraq en ese momento- y vivían cómodamente comparado con las condiciones actuales que sobrellevan los iraquís queviven en campos después de huir de la violencia y persecución de las fuerzas de ISIS.  

Para muchos de nosotros, ciudadanos americanos que nacimos después de la Segunda Guerra Mundial, tal carencia es inimaginable: carencia aplica a cosas como relojes de Apple en lugar del acceso a fruta fresca o necesidades básicas.

“La vida en los campos es muy difícil. Es más difícil de lo que cualquiera se pueda imaginar,”Alsharea dijo a una audiencia reunida en el capítulo de Mile High de la Cruz Roja para el almuerzo mensual de Servicios Internacionales y Aprendizaje. Como antigua Asesora de Desarrollo de Negocios para Relief International (Ayuda Internacional) que ayudo a los residentes del campo en Iraq a lanzar pequeños negocios, la Dra. Enas Alsharea presento el tema de los Desplazados Internos y los retos a los que se enfrentan.

Los desplazados internos son definidos como personas que son dejadas sin hogar debido a las crisis humanitarias- como desastres, violencia o persecución- que han escapado pero no han cruzado una frontera internacional para buscar refugio. En esencia, son refugiados dentro de sus propias fronteras. La Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) estima que hay más de 26 millones de desplazados internos alrededor del mundo- incluyendo a más de 3 millones de iraquís que han huido de Iraq para escapar de la violencia en sus ciudades.

Debido a que aún están viviendo dentro de las fronteras nacionales, estos individuos legalmente caen bajo la protección y cuidado de sus gobiernos- no obstante reconociendo que están enfrentando una crisis humanitaria, agencias de ayuda como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y Relief Internacional (Ayuda Internacional) proveen de ayuda humanitaria cuando es posible.

CICR ha proporcionado agua, comida, suministros médicos y más.

CICR ha proporcionado agua, comida, suministros médicos y más.

Desde principios de 2015, el CICR ha dado raciones mensuales de comida y otros artículos de ayuda a más de medio millón de personas en Iraq. Suministros médicos vitales también han sido distribuidos a 45 instalaciones médicas a lo largo del país. Más de 400,000 personas se han beneficiado de los esfuerzos de provisión de agua de CICR. Al mismo tiempo, el personal de CICR ha continuado visitando los lugares donde las personas han sido detenidas. El objetivo es asegurarse de que las personas que han sido detenidas sean tratados de manera humana. En mayo, CICR hizo una llamada a un incremento de donaciones y a mantener la ayuda.

Dra. Alsharea trabajo con Relief International (Ayuda Internacional), que además de otras formas de ayuda, lanzo un proyecto en abril de 2014 para ayudar a las poblaciones iraquís vulnerables a comenzar pequeños negocios. Financiado por una donación de USAID, el programa ha dado 30 horas de entrenamiento en desarrollo de negocios, tutorías mensuales por un asesor y pequeña ayuda económica a los participantes que hayan completado el entrenamiento y que hayan propuesto un plan de negocios.

Cuando los ataques de ISIS forzaron a millones de iraquís a huir a los campos, Relief International (Ayuda Internacional) llevo el programa de desarrollo de pequeños negocios a algunos de los campos. Residentes de uno de los campos que la Dra. Alsharea visito comenzaron pequeños negocios como peluquerías, tiendas, restaurantes de falafel y negocios de sastrería.

Estos emprendedores se enfrentan a muchos desafíos, incluyendo la cruda realidad de que muchos de sus compañeros de campo huyeron con muy pocas si no es que sin ninguna pertenencia o dinero, por lo que tienen nada o muy pocos recursos para gastar. Los emprendedores huyeron también con pocas pertenencias, quedandose sin las herramientas de intercambio o capital para comprar los recursos que necesitan para tener un pequeño negocio. Mientras tanto, los limitados y costosos medios de transportación hacen difícil que puedan vender sus productos o servicios fuera del campo.

Una peluquería en el campo.

Una peluquería en el campo.

¿Hay esperanza cuando te enfrentas a desafíos tan desalentadores? Dra. Alsharea compartió fotos que representan pedazos de una vida normal: hombres cortándose el cabello, jóvenes enamorados casándose en trajes y vestidos blancos. Pero, dijo, la violencia sigue siendo una amenaza; los militantes atacaron uno de los campos cerca de Mosul, forzando a los residentes a huir y a las agencias de ayuda a suspender sus operaciones temporalmente.

La Dra. Alsharea fue amenazada debido al trabajo de su hermano como interprete para las fuerzas de coalición en 2011. Sus lazos con una organización americana también presentaron un posible riesgo. Desafortunadamente, los trabajadores locales que apoyan los esfuerzos de ayuda internacional son catalogados como “enemigos” a pesar de su trabajo humanitario- la Dra. Alsharea tenía un amigo al cual le asesinaron a su madre en Bagdad en 2006 porque era voluntaria en una organización humanitaria extranjera. Temiendo por su seguridad, la Dra. Alsharea busco refugio y se reasento en Denver en 2014.

Es muy pronto para saber cuándo las personas que han sido forzadas a huir a los campos podrán comenzar a ver el regreso a casa.

“Es muy pronto para hablar sobre como regresaran a casa, porque la situación es aún muy inestable,” dijo la Dra. Alsharea.

Recientemente en Junio 9, miles de iraquís huyeron de la violencia en Ramadi. Si quieres leer más sobre la crisis y como la Cruz Roja está ayudando, haz clic aquí. La Cruz Roja también ayuda a reconectar a familia separadas al huir por la violencia, ya sea que son desplazados internos o a través de las fronteras internacionales. Para aprender más sobre como el trabajo de la Cruz Roja ayuda a reconectar a familias separadas, visite redcross.org/reconnectingfamilies.

Para más historias de la Cruz Roja en la región de Colorado, por favor haga clic aquí.