Encontrando Nueva Familia: La Cruz Roja Aclara el destino de sus seres queridos separados por la Segunda Guerra Mundial

Artículo de Robert Pollock, Voluntario, Philadelphia, Pennsylvania

 

Millones de familias fueron separados durante la Segunda Guerra Mundial, ya sea como consecuencia de los campos de concentración nazis otros desplazamientos causados por la guerra. Desde el final del conflicto, el Movimiento Cruz Roja ha jugado un papel integral en volver a conectar familias y ayudar a las personas a aprender la suerte de sus seres queridos. A pesar de los largos tramos de distancia y el tiempo, este trabajo continúa hoy.

En junio 2015, La Cruz Roja Americana recibió una solicitud del rastreo internacional en Bad Arolsen, Alemania para aclarar el destino del Señor L. Gralski, quien nació en Polonia a principios de 1900. El investigador, el hijo de Gralski, vive en Polonia y quería aprender más de lo que le paso a su padre después de la Segunda Guerra Mundial.

El Señor Gralski, había sido reclutado por el ejército en 1943 y fue enviado al frente. Nunca regreso a casa.

La familia en Polonia recibió dos cartas del Señor Gralski después de la guerra. La primera carta vino de un campo de polacos desplazados en Baviera. La segunda y última carta indico que él había conocido y se casó con una mujer con quien había procreado una hija. Y eso fue toda la información que la familia sabía.  

Través de la investigación realizada por el servicio de rastreo internacional, La Cruz Roja Americana aprendió que la nueva familia posteriormente emigró a los Estados Unidos, donde el Señor Gralski vivió hasta su muerte en 1984. Esta información nos permitió localizar fácilmente la hija de Gralski, ya que la familia aún vivía en la misma residencia en el sur de Pennsylvania.

Nos conectamos con la hija por teléfono. Como es común en casos como el presente, tenía dudas sobra nuestra legitimidad. Hemos sido capaces de convencerla de que realmente éramos La Cruz Roja Americana y que la información detallada que habíamos reunido, todo estaba a disposición del público. El segundo obstáculo para ella era llegar a un acuerdo con el hecho de que su padre ya fallecido tenía otra familia antes de la Segunda Guerra Mundial, ya que nunca había hablado de ellos.

Ya que confirmo la veracidad de nuestra información y verifico su identidad, mandamos documentación sobre la vida de su padre y la vida de su familia antes de la guerra.

Después de leer los documentos y llegando a tema con esta nueva historia de familia, ella se volvió a un conocido previamente en relación familia todavía en Polonia, solicitando que hable con esta “nueva” familia. Lo hizo, y posteriormente, la hija le habló directamente a la familia del hijo por teléfono e intercambiaron direcciones de correo electrónico.

La hija del Señor Gralski ha viajado a Polonia en varias ocasiones en el pasado y puede finalmente volver allí para reunirse con los familiares recién descubiertas.

Como esta historia demuestra, nunca es demasiado tarde para volver a conectar con la familia o conocer el destino de sus seres queridos. El primer paso es tan simple como ponerse en contacto con La Cruz Roja local. Para encontrar su capítulo local, por favor visite la página de información en redcross.org/reconnectingfamilies.