Esposo y esposa se reconectan despues de 6 anos sin tener contacto

Historia por Jessica Murison, Voluntaria, Denver, Colorado

 Traducido por Jimena Lona, voluntaria de traducción, Cruz Roja Americana, Washington, DC

Sifa y su hija Debbie leen una carta del esposo de Sifa. Este fue el primer contacto que tuvieron con él en seis años.

Sifa y su hija Debbie leen una carta del esposo de Sifa. Este fue el primer contacto que tuvieron con él en seis años.

Imagina decirle a tu esposo que vas a visitar a tu familia, sin saber que ese día cuando dejes tu casa será el último día que veras o escucharas a tu esposo por varios años.

Lo que es inimaginable para la mayoría de nosotros es una realidad para varios refugiados. Y fue una realidad para Sifa.

En el 2009, vivía con su esposo e hijos en la Republica Democrática del Congo (RDC). Ella le dijo a su esposo, Elisha, que iba a visitar a su suegra, y salió hacia la villa. La RDC es un país relativamente inestable, con grupos rebeldes establecidos en el territorio y en disputas de recursos. Al poco tiempo después de que Sifa llego a la villa de su suegra, la violencia exploto. Ella y sus hijos tuvieron que escapar, dejando atrás a su esposo.

Sifa y sus hijos se convirtieron en refugiados. Perdieron todo el contacto con Elisha. En 2013 se reubicaron en Denver, donde Sifa se enteró sobre el programa de Restablecimiento de Contacto Familiar de la Cruz Roja, que trabaja para reconectar a familias separadas por conflicto, desastres, migración, y otras emergencias humanitarias. Sifa abrió un caso con la Cruz Roja Americana después de escribir una carta al capítulo de la Cruz Roja en Denver. En la carta, ella dio detalles sobre la última vez que supo sobre el paradero de su esposo, y la última vez que escucho de él. La Cruz Roja abrió un caso de búsqueda para Sifa y su familia en Agosto de 2014.

Buscar a personas que han sido dispersas por conflicto puede tomar muchos meses- a veces años. Un año después de que la Cruz Roja tomo su caso, la red de las sociedades de la Cruz Roja en África finalmente localizaron a Elisha, y mandaron una carta de el para que fuera entregada a Sifa.

El sábado, 22 de agosto de 2015, Sifa vino a la oficina de la Cruz Roja en Denver a leer la carta. La carta estaba escrita en lingala (ngala), que es una lengua bantú hablada a través de toda la parte del noroeste de RDC.

Al llegar, Sifa se veía contenta pero un poco nerviosa, esperando las noticias de Elisha. Trajo con ella a su hija Debbie, una estudiante de segundo grado en un bachillerato local, quien disfruta el hip hop y el voleibol. Nos sentamos en una mesa redonda, con un intérprete, y le dimos la carta a Sifa.  

Mientras leía, seguía la carta con su dedo, en su mano portaba orgullosamente su anillo de matrimonio de oro. Toco el papel cautelosamente, ya que esta pieza de papel la conectaba con su esposo.

La carta era muy simple. Elisha dio muchos nombres, contándole que las personas en casa estaban bien. Le pregunto cómo estaba ella, como estaban los niños, como era su vida? Mientras que Sifa leía la carta en voz alta en su lengua nativa, las lágrimas comenzaron a brotar en el rostro de Debbie. Extrañaba a su padre.

Actualmente Elisha está en un campo de refugiados en Uganda. Les dio un número de teléfono donde Sifa podía contactarlo, donde ella podria continuar comunicándose con él por teléfono.

Sosteniendo la carta en su mano, Sifa sonrió y nos agradeció amablemente. Su actitud tan positiva es, sin duda, la principal razón por la que puede soportar la separación tan larga de su esposo. Desde nuestra reunión, Sifa dijo que ha hablado con Elisha por teléfono y dijo que ya está buscando como ayudar a su esposo a inmigrar a Colorado para reunirse con su familia.

El programa de Restablecimiento de Contacto Familiar de la Cruz Roja ha reconectado exitosamente a más de 4,000 familias el año pasado, y abre miles de casos nuevos cada año. La historia de Sifa y Elisha es un recordatorio del impacto que el conflicto puede tener en la población civil, apartando a familias. A través del programa de Restablecimiento de Contacto Familiar, familias como la Sifa tienen la oportunidad de volver a reunirse- primero por medio de una carta, después por teléfono, y con la esperanza, de algún día poder reunirse en persona.

Para más historias de la Cruz Roja Americana de la región de Colorado, por favor haga clic aquí.