Experiencia de una practicante de Restablecimiento de Contacto Familiar: Ofreciendo ayuda.

Practicantes del programa de Restablecimiento de Contacto Familiar. De izquierda a derecha: Lainey Schmidt, Megan Norris, Victoria Anderson y Jackie Ramsey.

Practicantes del programa de Restablecimiento de Contacto Familiar. De izquierda a derecha: Lainey Schmidt, Megan Norris, Victoria Anderson y Jackie Ramsey.

Historia por Lainey Schmidt, Practicante, Washington, DC

 Traducido por Jimena Lona, voluntaria de traducción, Cruz Roja Americana, Washington, DC

 Este verano cuando comencé mi pasantía en el programa de Restablecimiento de Contacto Familiar (RCF) de la Cruz Roja Americana, no fue mi primer acercamiento al trabajo de reconexión familiar de la Cruz Roja. El verano pasado hice una pasantía con el programa en la Cruz Roja de Phoenix, Arizona. Con esa pasantía, adquirí experiencia de campo como un trabajador de caso y conduje presentaciones de difusión, planeación de eventos y establecimiento de nuevas alianzas.

A través de todo eso, me enamore del programa porque pude entender como nuestro trabajo impacta las vidas de otras personas y el gran valor que realmente nuestros esfuerzos tienen. Entonces, cuando tuve la oportunidad de venir a la sede nacional este verano y hacer una pasantía con el mismo programa, me lance a la oportunidad!  

A pesar de que los proyectos en los que he trabajado este verano han sido muy variados, la mayoría de ellos han sido relacionados con difusión. El año pasado en Phoenix, realmente aprendí lo importante que son los esfuerzos de difusión para RCF. Solo podemos proveer de servicios de reconexión a aquellos que tienen conocimiento de que la Cruz Roja Americana ofrece servicios de búsqueda internacional y mensajes, así que asegurarnos de promover nuestros servicios, local y nacionalmente, es esencial. Sin embargo, como ya he aprendido, esto es mas de decir que de hacer.

Mucho de mi trabajo este verano estuvo enfocado en crear Guías de Actividades sobre difusión para uso de las oficinas de los capítulos de la Cruz Roja Americana. Lo que se esperalograr con estas guías es proveer instrucciones paso por paso y listas de verificación para hacer más fácil el poder conducir actividades de difusión en la comunidad para cualquier persona involucrada en el programa.

Tengo la suerte de tener una perspectiva única de estas guías. A pesar de que solo pase unos meses en el capítulo, mi experiencia ahí me ayudo a entender lo que más se necesitaba y lo que podía ser más útil. Mientras que el poder estar en la comunidad es la forma más significativa de hacer difusión, nuestra meta en la sede nacional es el de proveer a los capítulos con las herramientas más útiles para hacer esos esfuerzos más fáciles. Al mismo tiempo, trabaje en otros proyectos relacionados con difusión; ayude a desarrollar materiales para nuestra recepción del Día Mundial de los Refugiados en DC, hice juegos relacionados con RCF, y trabaje en la actualización de materiales de entrenamiento para nuestro taller de difusión.

Me siento muy afortunada de haber tenido la experiencia de haber trabajado directamente con clientes en Phoenix, y después haber podido usar esta experiencia en una escala más amplia. En el capítulo, tuve la oportunidad de pasar tiempo con trabajadores de caso que están en el campo y con trabajadores de difusión, experimentando cada día la emoción de trabajar con Restablecimiento de Contacto Familiar. En la sede nacional, he tenido la oportunidad de ver detrás de escenas el trabajo que se necesita hacer para que este sea un programa tan exitoso.

Trabajar en diferente amplitud los últimos dos veranos no solo me ha dado una visión que me abrió los ojos sobre la situación de los refugiados aquí en Estados Unidos, sino que también me permitió participar en un trabajo que es muy gratificante, dándome un trabajo al cual ansió ir todos los días, y la oportunidad de adquirir muchas perspectivas sobre el trabajo humanitario internacional. En la sede nacional, el equipo de RCF me ha dado muchas oportunidades de aprender sobre cada faceta del trabajo. Incluso más que eso, he tenido la oportunidad de estar en DC y aprender del departamento de Servicios Internacionales de la Cruz Roja Americana en su conjunto. De no haber estado ya convencida de que el trabajo humanitario internacional es lo a lo que me quiero dedicar, huebiera estado convencida después de cinco minutos de estar aquí, al escuchar la pasión que todos tienen sobre la misión de la Cruz Roja.